La Universitat Politècnica de València firma un convenio marco con La Unió de Llauradors i Ramaders (LA UNIÓ)

El rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora, y el Secretario General de La Unió de Llauradors i Ramaders (LA UNIÓ), Carles Peris, han firmado un convenio de colaboración por el que ambas entidades se comprometen a estrechar sus relaciones institucionales. En concreto, el acuerdo establece que la UPV y LA UNIÓ participarán conjuntamente en el desarrollo de diversas actividades culturales, científicas y académicas.

El convenio marco favorecerá la puesta en marcha de proyectos y programas de cooperación, educación e investigación bilaterales o multilaterales. Así lo ha explicado el director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural, Alberto San Bautista, quien ha añadido que “este convenio viene a formalizar una relación de más de 20 años que la escuela ha mantenido con LA UNIÓ y que ha permitido la colaboración en actividades de formación, transferencia de investigación y prácticas de alumnos”.

En ese sentido, Carles Peris, Secretario General de LA UNIÓ, ha comentado que este convenio tiene como objetivo “continuar aunando esfuerzos junto a grupos de investigación para que el sector primario pueda seguir creciendo en innovación y tecnificación”.

El acuerdo, que tiene una duración inicial de cuatro años, incluye la posibilidad de facilitar el intercambio de estudiantes, profesores e investigadores y personal de administración y servicios; la cooperación en programas de formación y la organización conjunta de cursos, seminarios o conferencias.

Mejora genética y plásticos biodegradables

La colaboración entre la UPV y La Unió de Llauradors i Ramaders se ha concretado en diferentes trabajos de investigación. En 2017, participaron en un proyecto europeo liderado por investigadores del Instituto de Ingeniería de Alimentos para el Desarrollo de la UPV cuyo objetivo es el análisis de la utilización en agricultura de nuevos plásticos biodegradables con componentes activos que permitan un crecimiento óptimo de los cultivos y aumenten su competitividad en el mercado.

En 2018, LA UNIÓ participó en el proyecto europeo LIVESEED, pionero en el ámbito internacional y que busca potenciar el uso de semilla ecológica en los cultivos europeos. Un proyecto pionero en el ámbito internacional busca potenciar el uso de semilla ecológica en los cultivos europeos.

La Unió de Llauradors i Ramaders

LA UNIÓ es la organización profesional agraria mayoritaria en el campo valenciano, contando con 20.000 afiliados. Nació en el año 1976 para defender a los y las profesionales de las explotaciones familiares agrarias y ser la interlocutora ante las administraciones y todos los agentes del sector agrario.

FUENTE: UPV

Francisco J. Martínez Mojica, el padre español del CRISPR/Cas, es investido doctor honoris causa por la UPV a petición de la Escuela

La Universitat Politècnica de València ha investido hoy doctor honoris causa al científico Francisco J. Martínez Mojica durante el acto de apertura del curso 2017-2018. El nombramiento es una propuesta de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural. Profesor de Fisiología, Genética y Microbiología de la Universidad de Alicante, Martínez Mojica fue el primero en determinar la existencia de las secuencias CRISPR (Repeticiones Palindrómicas Cortas Agrupadas y Regularmente Interespaciadas, en sus siglas en inglés).

Francis Mojica (Elche, 1963) se licenció en Biología en la Universidad de Valencia en 1986 y, una década después, se incorporó a la Universidad de Alicante como profesor titular. Ha dedicado su carrera a investigar el sistema inmunológico de un microorganismo (Haloferax) que habita en las salinas de Santa Pola. Su tenacidad por averiguar la razón por la que este organismo es capaz de sobrevivir ha derivado en una técnica de edición genética revolucionaria.

Aunque nadie creía que podría ser útil, Mojica y su equipo decidieron seguir indagando. En la actualidad, esta tecnología es empleada en laboratorios de todo el mundo. Y es que, como ha declarado el científico en la rueda de prensa previa a la ceremonia, “si las circunstancias no son las idóneas, pero tienes tesón, buena voluntad y cuentas con el esfuerzo de un grupo de colaboradores, a veces las cosas salen bien”.

 

La erradicación del sida o la malaria está muchísimo más cerca

Cuando Martínez Mojica publicó su hallazgo se desencadenó una carrera internacional para entender cómo funcionaba aquel sistema inmune hereditario que estaba presente en la mitad de las bacterias conocidas. “Lo mío dicen que es un ejemplo”. De hecho, su herramienta de edición genómica, que resume como “un corta y pega genético”, tiene múltiples aplicaciones: desde la identificación de microorganismos patógenos hasta la generación de microorganismos resistentes a virus.

“Lo que implica que se pueden curar enfermedades”. Ya que, como ha expuesto en su intervención, “hoy en día, gracias a las herramientas diseñadas por las bacterias, podemos afirmar que la erradicación de la malaria o el sida está mucho, muchísimo más cerca, y hay fundadas razones para ser optimistas en cuanto al tratamiento y prevención de la retinosis pigmentaria, la diabetes, el cáncer, la distrofia muscular o la miocardiopatía hipertrófica, entre muchos trastornos genéticos”. Pero es que las aplicaciones son tan dispares que incluso abre la puerta al uso de las bacterias como discos duros, ya que son capaces de almacenar multitud de datos codificados en su ADN: por ejemplo, una película entera, fotograma a fotograma.

Pero la eficacia y accesibilidad de la técnica, que “permite editar la información genética de cualquier ser vivo”, también ha reabierto el debate moral. “Porque se puede hacer el bien, pero también travesuras”, ha subrayado Martínez Mojica.

 

Invertir en investigación

“En España, cuando hay problemas de dinero la investigación queda en último lugar”, ha declarado Martínez Mojica. Por ese motivo, el científico pide a las autoridades “que observen la realidad y no miren a otro lado, y que se fijen en aquellos otros países donde la inversión en investigación se ha multiplicado por diez”.

En términos similares se ha pronunciado el rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora, en su discurso durante la apertura del curso académico. “Quizá sea el de la investigación el sector en el que existe una mayor contradicción entre lo que se dice y lo que se hace; basta analizar los presupuestos, los públicos y privados, dedicados a I+D+i para comprobarlo. Mientras el conjunto de la Unión Europea invierte hoy un 25% más en I+D+i que antes del inicio de la crisis económica, España invierte un 10% menos”.

Por ese motivo, ha continuado Mora, “nosotros, como equipo rectoral vamos a poner todo nuestro empeño en aumentar los recursos de la UPV, tanto los que provienen de fondos públicos como, especialmente, los que provienen de fondos privados de mecenazgo y patrocinio. (…) Y vamos a ampliar los actuales programas propios de contratos predoctorales y de investigadores postdoctorales, así como fortalecer de forma significativa la capacidad de captación de contratos FPU, FPI y plazas de programas de atracción de talento como Juan de la Cierva, Ramón y Cajal, Beatriz Galindo, Marie Curie, etc.”

El nuevo doctor honoris causa de la Universitat Politècnica de València, que se define como “profesor de universidad y defensor de la educación pública”, continúa en la Universidad de Alicante donde fundó el grupo de investigación Molecular centrado en el estudio de las secuencias CRISPR. Y trabajando en esa misma línea que abrió hace años, mientras su nombre aparece en las quinielas para los Premios Nobel.

Francisco J. Martínez Mojica será investido mañana doctor ‘honoris causa’ por la UPV

Mañana, martes 19 de septiembre de 2017, a las 11 h, tendrá lugar el acto de investidura del investigador Francisco J.  Martínez Mojica como doctor honoris causa por la Universitat Politècnica de València. El nombramiento es una propuesta de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural. Actuarán como padrinos de la ceremonia Ricardo Flores, investigador del Instituto Universitario Mixto de Biología Molecular y Celular de Plantas (CSIC-UPV), y Vicente Conejero, profesor emérito del Departamento de Biotecnología de la UPV.

Francisco J. Martínez Mojica (Elche, 1963) se licenció en Biología en la Universidad de Valencia en 1986 y, una década después, se incorporó a la Universidad de Alicante como profesor titular. Allí fundó el grupo de investigación en Microbiología Molecular centrado en el estudio de las secuencias CRISPR (Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats), de las que fue su descubridor inicial.

 

“La historia comienza en el puerto mediterráneo de Santa Pola”

Mojica supo asignar correctamente a esta secuencia el papel fisiológico que desempeña. Y es que, junto a unas proteínas asociadas, la secuencia forma el sistema CRISPR/Cas que, convenientemente manipulado, sirve para modificar de forma muy específica, precisa y sencilla, genomas de todo tipo, incluido el humano. Las aplicaciones de todo ello en biomedicina y biotecnología son prácticamente ilimitadas.

En 2015, la revista Science lo consideró el descubrimiento del año. Y en 2016, Eric S. Lander, investigador del MIT, publicó el artículo titulado The Heroes of CRISPR, donde reivindicaba la contribución clave de Mojica al hallazgo científico. “La historia comienza en el puerto mediterráneo de Santa Pola”, escribió Lander textualmente. Desde entonces, no han cesado los galardones y reconocimientos a su labor, incluido el Premio Jaime I de Investigación Básica (2016) o el Premio Albany (2017). Mañana recibe su primer doctorado honoris causa, por parte de la UPV.

La ETSEAMN rinde homenaje In Memoriam al profesor José Carles en el primer aniversario de su fallecimiento

La Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Agronòmica i del Medi Natural (ETSEAMN) celebró ayer un emotivo acto de homenaje In Memoriam en recuerdo del profesor José Carles i Gavarda, en conmemoración del primer aniversario de su fallecimiento.

Al acto, celebrado ayer en el Salón de Actos de la ETSEAMN, además de su familia e innumerables amigos, asistieron autoridades del mundo universitario y de la Administración Pública que quisieron recordar al profesor José Carles, como ellos le describieron: “una persona entrañable, abierta, de gran calidad humana, extraordinaria y con un sentido del humor permanente”.

Alberto San Bautista, director de la ETSEAMN, presidió el acto junto con Salvador López, director delegado de Eficiencia Energética y Medio Ambiente y catedrático del Departamento de Producción Vegetal de la UPV; Ricardo Server, director del Departamento de Economía y Ciencias Sociales de la UPV; y José Vicente Maroto, director del Centro Valenciano de Estudios sobre el Riego (CVER) de la UPV.

El profesor José Carles pertenecía al Departamento de Economía y Ciencias Sociales de la UPV y fue también director del Centro Valenciano de Estudios sobre el Riego (CVER), donde desempeñó una importante actividad investigadora.

Además de su labor docente e investigadora y una trayectoria profesional que también incluyó su paso por la Administración Pública, José Carles fue autor y coautor de innumerables artículos sobre temas de riego en revistas especializadas y también fue autor de diversos libros, como “Relatividad Informal”, publicado en 2005 para explicar de manera sencilla la teoría de la relatividad de Einstein.

Vicente Conejero, Rafael Romero, Juan Julià, Vicent Fullana, Pepe Domínguez y Marta García fueron algunas de las personas que quisieron hablar de José Carles en su homenaje. Todos contaron anécdotas de la vida de este profesor y coincidieron en lo extraordinario de su persona y en que se le echa de menos.

Finalmente, el acto se cerró con la entrega de una placa conmemorativa a la viuda del profesor José Carles.

 

La UPV firma el convenio de la Cátedra Bioinsecticidas Idai Nature que se desarrollará en la ETSEAMN

La Universitat Politècnica de València (UPV) y la empresa Idai Nature han firmado esta mañana el convenio de la Cátedra Bioinsecticidas Idai Nature, que se desarrollará en la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Agronòmica i del Medi Natural (ETSEAMN).

El convenio ha sido firmado por Francisco J. Mora, Rector de la UPV y Carlos Ledó, CEO-Director General de IDAI NATURE. A la firma han asistido, además,  José Millet, Director Delegado de Emprendimiento y Empleo en la UPV;  Salvador López, Director Delegado de Eficiencia Energética y Medio Ambiente y Catedrático del Departamento de Producción Vegetal en la UPV; Alberto San Bautista, Director de la ETSEAMN; Gabriel García, Subdirector de Relaciones con Empresas, Empleo y Emprendimiento de la ETSEAMN; y Germán Guillem,  Director de Exportación de IDAI NATURE.

rps20160223_123157

La Cátedra Bioinsecticidas Idai Nature nace con el objetivo de promover y desarrollar la investigación de extractos botánicos con actividad bioinsecticida para el tratamiento de plagas, con el objetivo de conseguir cultivos sanos y libres de residuos químicos nocivos para la salud humana. El director de la Cátedra será el Catedrático del Departamento de Producción Vegetal en la UPV, Salvador López.

Tras la firma del convenio, Carlos Ledó, Fundador y Director General de Idai Nature ha afirmado que con esta cátedra se pretende seguir apostando firmemente por la “innovación permanente de manera sostenible y desde una perspectiva respetuosa con las personas y el medio ambiente”.

Tanto la empresa Idai Nature como la UPV se comprometen a través de este convenio a realizar actividades de interés general en este ámbito, que se desarrollarán en la ETSEAMN. En concreto, la Cátedra promoverá actividades de formación como la colaboración en másteres y otras actividades docentes, la colaboración en el diseño e impartición de programas de formación permanente, becas predoctorales y posdoctorales, premios a proyectos de fin de carrera, trabajos y concursos de ideas, conferencias, seminarios y talleres, promoción de prácticas en empresas e instituciones, colaboración en planes de formación de la empresa y visitas a empresas.

También se desarrollarán actividades de divulgación y transferencia de conocimiento como la realización de jornadas de divulgación técnica,  tecnológica y artística, publicaciones sobre temas de interés en el ámbito de la Cátedra y del Aula, promoción en acontecimientos científicos, técnicos y artísticos, organización de exposiciones y promoción de actividades culturales y divulgación de las actividades de la Cátedra y del Aula.

La Cátedra incluye también el desarrollo de actividades de investigación y desarrollo en cátedras como el desarrollo de líneas de investigación conjunta o la cooperación para lograr proyectos de investigación en ámbito valenciano, español y europeo, entre otras.

Las Cátedras de Empresa son la forma más adecuada de formalizar una colaboración cualificada, amplia y duradera entre la Universidad y las empresas, para potenciar las relaciones de la Universidad con el entorno socioeconómico e incrementar, con la colaboración de las empresas, la oferta de actividades, en diferentes campos del conocimiento, para alumnos y profesores.

Carlos Ledó fundó Idai Nature en 2009, su dilatada experiencia empresarial siempre ha estado vinculada con la importancia de la seguridad alimentaria y el cuidado del medio ambiente. Idai significa Investigaciones y Desarrollos Agrícolas Innovadores ya que para “cubrir las necesidades de los cultivos de forma natural y sostenible es necesario apostar por la I+D+i”, ha resaltado Ledó.